La realidad de los contenedores

Hola a todos los que están visitando mi blog. A los viejos acompañantes que han seguido mi trayectoria, y a los nuevos que apenas están conociéndome. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. ¡Así que comencemos!

Tengo que admitirles —mis queridos lectores — una peculiaridad mía. No es ostentosa, ni escandalosa que les vaya a quitar el sueño, pero sí me hace sentir un poco avergonzada. Sé que van a pensar que estoy exagerando, pero antes de continuar debo echarle la culpa a toda la industria cinematográfica y televisiva.

seguro-de-seguridad
Escena Breaking Bad

Seguramente no me están entendiendo, así que comenzaré. No puedo escuchar la palabra contenedor —los grandes recipientes de carga — sin imaginarme a Breaking Bad, o a una película o serie policíaca. Porque es ahí en donde siempre se esconde el dinero, las joyas, el arte que se robó y se está escondiendo de la policía o de la pareja en cuestión, la cual nunca está enterada de la doble identidad de la persona a quien le entregó su corazón.

Mi mente viaja, cuando en realidad estos objetos son muy comunes, y hasta hay seguro para contenedores.

Imagínate, ya son parte de nuestras vidas; sin embargo, se han vendido con el estigma de la adrenalina, del misterio, cuando no hay nada más alejado de la realidad.

En la realidad los contenedores son aburridos —pero muy útiles — y también expuestos a muchos accidentes. No obstante, aquí los incidentes no se resolverán con un atractivo detective —al contrario— será a través de mucho papeleo de burocracia, un gasto incensario en tu tarjeta MasterCard, y el coraje de no haberte asegurado correctamente.

Si tienes o eres parte de una empresa que emplee los contenedores, estás en el lugar correcto. Te voy a recomendar la salvación resumida en el nombre de una compañía que se dedica justo a los seguros para contenedores, que ha tenido buenos resultados por años, y que tiene ofertas que nadie más te podrá ofrecer. Esta es Seguros de transporte, de igual manera tiene muchos otros servicios que podrás descubrir con solo hacer click en la página.

Toda historia o anécdota tiene que tener una enseñanza o recomendación —en esta ocasión — no solo te reíste de mí y mi gran imaginación, también te llevaste un consejo que te servirá mucho si te manejas en este ámbito, y te ahorrará el tiempo de búsqueda insaciable en redes.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *