El tabú del erotismo

Se han confundido los términos de lo grotesco y de lo erótico. Uno hace referencia a lo explícito, lo burlesco de la sensualidad, y termina cayendo en lo desagradable, o hasta se convierte en un mensaje ofensivo para las mujeres.

Mientras tanto, esta confusión le ha dado una mala imagen al erotismo, puesto que no tiene nada que ver con lo primero descrito. Esta expresión es acerca de la pasión inherente del ser humano, de su curiosidad por explorar los limites, y jugar con el ímpetu de otra persona.

Hay diferentes formas de poder jugar con tu sensualidad, y la relajación que ésta te provoca. Una de ellas, y que ha cobrado gran relevancia en la actualidad es la práctica de los masajes ejecutivos, especial para encontrar ese lugar o a esa mujer que logré complacer tus necesidades y liberar el estrés que has acumulado.

Sé que todavía suena un poco impactante la frase de masajes eróticos. Pero la pasión es parte del ser humano, y se convierte en algo tan natural como la risa o las lágrimas. Es un sentimiento que se va desarrollando, y no se puede ignorar. Es más, es recomendable prestarle atención, ya que hasta dañino puede ser para la salud.

No estoy exagerando, no jugar con el erotismo acumula más la tensión, crea una visión más cerrada y a veces negativa de la vida. Todos tenemos el derecho de romper con los tabús que la sociedad ha sido tan necia en querernos implantar en lo más hondo de nuestro ser. Si quieres comprar algo sensual en erotika, que no te dé pena, si quieres un masaje ejecutivo, hazlo.

Por eso se debe tener bien definido los primeros conceptos con los que inicié este artículo. No es posible que sigamos cayendo en esta confusión, y en estas trampas sociales. Estamos hechos para mejorar, e irnos desarrollando cada día con más plenitud. ¡Basta ya del estancamiento, basta ya de los tabúes!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *