Experimenta con el momento

fotografia-profesional

La pasión por la fotografía se está volviendo una fiebre, más cuando existen cosas como el flip book. Antes era pocos los que consideraban un arte a esta habilidad. Sin embargo, gracias a las facilidades que nos brinda la modernidad para poder crear una fotografía profesional en cuestión de segundos, esto ha cambiado radicalmente.

Y esto tiene sus ventajas y sus desventajas, como todo en la vida. Los beneficios es que se consume más este tipo de arte, se valoran a los artistas que dedican sus vidas a esto, o se han creado premios especiales que recompensan a las personas que tienen una mayor sensibilidad para eternizar momentos con el lente de sus cámaras. No obstante, hay una trampa dentro de este cambio, porque al popularizarse la fotografía se han inaugurado filas de gente arrogante que creen poder conseguir la foto perfecta con el simple modo manual de cámaras profesionales, pero sin saber sacarle el verdadero provecho.

Y aunque sí se necesita el dinero para conseguir una cámara que te pueda proveer de todas las funciones esenciales, o de la nitidez adecuada para encarnar mejor el momento que se quiere capturar. También es vital el estudio, la pasión, la sensibilidad, por mencionar solo algunas características.

No por postear una foto en Instagram, te conviertes en fotógrafo profesional. Y es lo que se olvida con esta soberbia generalizada. La fotografía es un arte, pero como todo arte se puede disfrutar y se puede divertir a costa de él.

No siempre se trata de quién tiene la mejor calidad, o el mejor encuadre. Eso se puede dejar a las personas que en serio sí se dedican a esto, mientras los demás podemos divertirnos, explorar, y experimentar. El objetivo es retratar un instante que no se va a repetir, que con el tiempo tus recuerdos se irán diluyendo en la vejez, y el momento dependerá de la fotografía que se tomó y no si el encuadre se merece un premio.

Por eso existen los flip book, tan famosos en eventos grandes. En estas cabinas no hay espacio para los que creen tener esta aura de fotógrafos, se trata de encontrar un fondo que te divierta, un sombrero que te haga ser ridículo por unos segundos, para recibir una foto que no ganará ningún Pulitzer. Pero que sí logrará sacar carcajadas y sonrisas, y eso vale mucho. Así que diviértete con la fotografía, experiméntala.

¡Hola mundo!

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala, ¡y comienza a escribir!